lunes, marzo 17, 2014

In memoriam a mis camellos

De cría
es de suave y aterciopelado pelaje,
encanto de berrido melancólico
de oscuras y pobladas pestañas,
cataratas húmedas en los ojos
que velan la vida frente la muerte.


Generosa ubre exprimida
en los años sin nubes.
Cómodo lomo para ensillar
huyendo de la barbarie.
Mirada alegre, en ocasiones triste por la vida.

Fuente de mil aguerridos versos,
amigo del bohemio poeta,
compañero del bauah de charcas
regalo nupcial de padre a hijas,
fortuna moral en el corazón beduino.


Memoria de elefante buscando fuentes de vida.
Dócil domado cuando el futuro en el desierto
se vuelve espejismo e incertidumbre.


Entre tus libres feudos ayer ametrallado por el extraño
que en mi acervo el refrán condena:
مهدنك يناݣ يحلبك شلح
bien domada parece la camella
que ordeña un marroquí”.
No te conocen y por eso
vilmente te asesinaron
con sus vomitivos rifles de la ignominia.


Bahia MH Awah

2 comentarios:

Seroma dijo...

tus letras reflejan la importancia de tu cultura... gracias por dejarme aprender de ellas...

Adolfo dijo...

Precioso poema salidos de una pluma privilegiada como es la tuya. Amamos lo que es nuestro y cuando nos lo quitan lo amamos mas.
Un abrazo amigo