domingo, noviembre 22, 2009

Aminetu, la heroína de la libertad


Decidió sentarse en un limbo
exigir su libertad
romper las cadenas del muro
acabar con la hipocresía de los cobardes
invitar a los valientes
para que abran sus brazos.

Sus pequeñas manos
sus ojos diminutos
su cuerpo menudo
envuelto de esperanza y libertad.

Miró a las lágrimas del mar
y abrazó las dunas del Sáhara.

Ella volverá, llena de sueños
derrumbará la cadena de los verdugos
y gritará con la impotencia de su cuerpo:
dejar que el siroco abrace Lanzarote
dejar que vuelva a El Aaiun
el siroco no morirá de hambre
morirá en la cárcel de la ignominia
y el crimen perfecto.


Ali Salem Iselmu

3 comentarios:

esmara dijo...

hola soy una una saharaui aficionada a tu poesia,te felicito por este bello poema que has hecho a partir del corazon y nuestra lucha. FELICIDADES!!!

esmara dijo...

hola yo tAmbien soy una joven poeta saharaui y te felicito por la bella poesia que has hecho a partir de tu corazon y nuestra lucha FELICIDADES

Juan María dijo...

yo creo que es el momento de pedir a quien pueda organizarlo, ¿no podrías tú?, que pidamos a Aminetu que deje la huelga de hambre porque lo que necesita su pueblo ahora son activistas como ella y no un mártir más.
Marruecos ya ha perdido esta batalla, pero la guerra del derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui hay que ganarla todavía..
Te imaginas el poder que tendría si ahora lo deja y se dedica a viajar por todo el mundo denunciando el abandono en que los “civilizados” tenemos la causa saharaui, tendría poder de convocatoria en todos sitios, mientras si muere ¿quién tendría su poder para hacerlo?
Saludos cordiales