domingo, junio 26, 2016

DESPEDIDA. A Mohamed Abdelaziz - Por Bachir Ahmed Aomar


Aún espero la despedida.
Saliste con lo imprescindible,
sin hacer ruido.
Nos hemos quedado
con las huellas de tus pies descalzos
en el polvo del camino.
Hoy la vida parece más absurda
y el viento no hace ruido.
Se estancan las horas
y duele el llanto.
Como Ulises,
la nave viaja sin rumbo.
El mar no tiene horizontes
y las sirenas cantan a tu paso,
porque en el desierto,
todas las banderas parecen golondrinas.
Cuando al oeste veas la isla,
las lágrimas de Jadiya lavarán tus pies,
para que entres victorioso a Ítaca.

**Del blog de El País ¿Y dónde queda el Sahara? Ilustración: Roberto Maján

1 comentario:

Sergio Omar Otero dijo...

siento profunda admiración por tus letras relacionadas con tu cultura y esencia