lunes, noviembre 26, 2012

Sed_Saleh Abdalahi


Las piedras se descomponen bajo el sol
para más arena.
Los caminos se pulverizan en la contienda
hacia una paz que por herida no llega.

El silencio se remota bajo el peso
de un gigante monte que se encierra
la clave de una serpiente negra,
y aquí en esta contienda donde el lagarto
se deseca bajo la sombra de un verano caliente
y el camello atontado por tanto espejismo,
tengo más sed de paz que de agua.

1 comentario:

Seroma dijo...

terrible esa sed que como humanidad nos negamos a saciar